Deportes

Agassi reveló su odio por el tenis

Estados Unidos.- El ex número 1 del mundo de tenis, André Agassi, reconoció que nunca le agradó jugar al tenis porque lo sufría. Curiosas declaraciones de un fenómeno y muy recordado del deporte de la pelotita amarilla. El jugador estadounidense se retiró de la actividad profesional en el año 2006 luego de una exitosa carrera como tenista.

André Agassi fue número 1 del mundo y un brillante jugador de tenis, luego de haberse convertido en profesional a los 16 años. Pero recordó su etapa como jugador con desazón: “Mi padre me vendía como el número uno y cuando llegas ahí no te queda para dónde voltear, era el número uno más infeliz del mundo, prefería ser el 141. Cada vez que salí a jugar tenis sentí que estaba fingiendo“.

Además añadió acerca de su padre: “Mi papá era muy intenso, tenía 8 años y era una carga que me hundía y ese resentimiento me acompañó durante toda mi carrera profesional“.

A su vez, reconoció que su vocación no fue ese deporte: No empecé en el tenis por elección, yo odiaba el tenis con toda mi alma y lo odié por la mayor parte de mi carrera. Yo tenía que golpear miles de bolas por día porque mi papá tenía la idea de que nadie me iba a ganar si golpeaba miles de bolas por día y por años“.

Ya lejos del deporte profesional y retirado, decidió llenar ese vacío con su fundación ayudando a diferentes personas del mundo: “Decidí tomar mi elección y darles educación a los niños, un compromiso para no fallarles, así los colores de la vida del tenis empezaron a cambiar y me di cuenta de que había algo bueno“.

Andre Agassi es considerado uno de los más grandes tenistas de todos los tiempos. Retirado a los 36 años el día 3 de septiembre de 2006, ha ganado más de 30 millones de dólares en premios y ha sido número 1 en el ranking ATP durante 101 semanas. Agassi obtuvo 17 títulos de ATP Masters Series y alcanzó 23 finales, lo que lo ubica sexto y séptimo en los respectivos historiales. También formó parte del equipo campeón de Copa Davis de Estados Unidos en 1990 y 1992.

Etiquetas

Victor Rodríguez Herrero

Licenciado en Comunicación Social. Redactor y editor de SegundoEnfoque.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close