Deportes

Australia eliminó a Los Pumas

Londres, Inglaterra.- Los Pumas no pudieron con Australia y cayeron derrotados 29 a 15 en las semifinales de Mundial de Inglaterra, en un partido en el que los argentinos tuvieron que lidiar con muchas adversidades a lo largo del desarrollo de los 80 minutos y la fortaleza de los Wallabies fue determinante en Twickenham para la clasificación a la final.

Argentina comenzó con las adversidades desde el comienzo, cuando apenas pasado el minuto de juego Nicolás Sánchez hizo un pase hacia adentro en pleno ataque que el segunda línea Rob Simmons anticipó y cambió por los primeros cinco puntos del partido, tirando un baldazo de agua fría a Los Pumas que empezaban a crear oportunidades. Bernard Foley acertó la conversión y aumento a 7 la diferencia.

El tucumano Sánchez descontó minutos después con un penal, su garantía con el pie que fue vital para su equipo a lo largo del torneo, y acortaba tres puntos. Pero no paso mucho tiempo para que, tras un scrum, solo una fase bastó para que los Wallabies le alcanzen la pelota a Adam Ashley-Cooper para que apoye el segundo try amarillo y comience su altísima producción personal en este partido.

Otro penal de Sánchez, a los 23′, mantendría en partido a Los Pumas, pero el wing de 31 años continuó haciendo méritos para la clasificación australiana. Esta vez fueron más fases que en el último try, pero el resultado fue el mismo ya que Ashley Cooper apoyó el segundo try personal por la punta y el tercero para los Wallabies, después de un penal que terminó con una amarilla a Tomás Lavanini por un supuesto tackle ilegal.

El primer tiempo se llevaba consigo a dos jugadores más de vital importancia para los Pumas pero por lesión: Juan Imhoff se había ido temprano por un golpe en la cabeza que lo dejó inconsciente y el capitán Agustín Creevy no aguantó las molestias en su aductor que lo tenían a maltraer en la previa y tuvo que salir reemplazado. Antes de que el inglés Wayne Barnes decrete el fin de la primera parte, Nico Sánchez sumó tres puntos más para dejar la diferencia en 10 puntos.

El segundo capítulo comenzó de la misma manera que el primero, con otro acierto de tres puntos para el apertura argentino a los cuatro minutos que ponía a tiro de try convertido a Los Pumas. Foley, por su parte, intercambió tres puntos más con el 10 albiceleste para dejar en 54′ un cerrado 22-15.

Los dirigidos por Daniel Hourcade intentaba a puro corazón, ahora con las bajas de Juan Martín Hernández al no poder seguir después de un golpe en la costillas que había sufrido en el primer tiempo, y Leonardo Senatore, tambíen quedando fuera de combate por lesión. El propio Sánchez, Bosch y Matera eran los puntales de un equipo argentino que ansiaba con el primer try convertido que logre empatar el partido, pero impresiciones de manejo no permitían concretar la jugada de cinco puntos.

Para colmo, a falta de menos de diez minutos para el cierre Nick Phipps, quien había ingresado hacía instantes por el medio scrum Will Genia, decidió jugar por el ciego para un Drew Mitchell que desplegó una gran carrera por la punta y encaró hacia al medio rompiendo varios tackles para habilitar a Ashley-Cooper hacia el try. El wing consiguió así su hat-trick, Foley convirtió y marcó un 29-15 que, con los pocos minutos que restaban hasta ese momento, invitaban a pensar con un partido liquidado para los Wallabies.

Los Pumas siguieron los minutos finales ahogándose en ataques, persistiendo ante una defensa australiana que no permitió que vulneren su ingoal en todo el partido y Barnes pite el final del partido, para terminar con el sueño argentino. Australia clasificó a su cuarta final en la historia y, ante Nueva Zelanda, buscará su tercer título mundial.

Los Pumas, cumplieron con creces en un partido en el que su rival era superior, pero el espíritu de este equipo era considerado por personalidades del rugby internacional como el que vencería este domingo y clasificaría al partido definitivo ante los All Blacks. El desconsuelo de Hourcade y los jugadores fue realmente conmovedor una vez finalizado el partido, porque sumado al objetivo del título esfumado, jugadores como Juan Martín Fernández Lobbe, Marcos Ayerza y los propios Bosch y Juan Martín Hernández, entre otros, veían como su último tren hacia la consagración se marchaba por muy poco.

Sin embargo, Argentina tendrá cinco días para descansar y prepararse para pelear en el Estadio Olímpico la medalla de bronce frente a Sudáfrica, la presea que consiguió en el histórico 2007. En aquella oportunidad los argentinos se recuperaron de una dura derrota ante, justamente, los Springboks en semifinales pero ante Francia se llevaron la victoria con gran claridad. El sueño del 2015 se habrá terminado, pero este joven plantel Puma promete el comienzo de otro con vistas al 2019.

Argentina

15   Joaquín Tuculet

14   Santiago Cordero

13   Marcelo Bosch

12   Juan Martín Hernández

11   Juan Imhoff

10   Nicolás Sánchez

9    Martín Landajo

8    Leonardo Senatore

7    Juan Martín Fernández Lobbe

6    Pablo Matera

5    Tomás Lavanini

4    Guido Petti

3    Ramiro Herrera

2    Agustín Creevy

1    Marcos Ayerza

Ingresaron: Lucas Noguera Paz, Julián Montoya, Juan Figallo, Matías Alemanno, Facundo Isa, Tomás Cubelli, Jerónimo De la Fuente, Lucas González Amorosino.

Australia

15   Israel Folau

14   Adam Ashley-Cooper

13   Tevita Kuridrani

12   Matt Giteau

11   Drew Mitchell

10   Bernard Foley

9    Will Genia

8    David Pocock

7    Michael Hooper

6    Scott Fardy

5    Rob Simmons

4    Kane Douglas

3    Sekope Kepu

2    Stephen Moore

1    James Slipper

Ingresaron: Tatafu Polota-Nau, Toby Smith, Greg Holmes, Dean Mumm, Ben McCalman, Nick Phipps, Matt To’omua y Kurtley Beale.

Tantos: PT 1m try Simmons convertido por Foley (AU), 6m penal Sánchez (AR), 9m try Ashley-Cooper convertido por Foley (AU), 23m penal Sánchez (AR), 31m try Ashley-Cooper (AU), 36m penal Sánchez (AR). ST 4m penal Sánchez (AR), 7m penal Foley (AU), 14m penal Sánchez (AR), 31m try Ashley-Cooper convertido por Foley (AR).

Amonestados: PT 25m Lavanini (AR)

Árbitro: Wayne Barnes (Inglaterra).

Estadio: Twickenham, Londres.

Figura del Partido: Adam Ashley-Cooper (AU).

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close