Deportes

Boca – Crucero del Norte, en una fecha que puede definir el torneo

Primera División-. El domingo en la Bombonera Boca y Crucero del Norte se verán las caras a las 18.30 por la fecha nº27 del campeonato. Será la primera vez que el Vasco repita los mismos once en todo su mandato al frente del equipo. 

En Boca saben que esta fecha será clave para ver a cuanto esta el  campeonato del alcance de sus manos. Si bien el partido parece accesible, a Boca le costó muchísimo cada partido con los equipos recién ascendidos. En la Bombonera jugó con tres y no pudo ganarle a ninguno. Dos los perdió. Un día antes, en la concentración estarán todos prendidos al televisor para ver el partido de la fecha, San Lorenzo contra Central en el Nuevo Gasómetro. Si en ese partido hay empate Boca se puede ir a 6 puntos de diferencia en caso de ganarle a Crucero. Si gana San Lorenzo tendrá que salir a ganar para mantener los cuatro que tiene ahora y si gana Central tendrá que ganar para sacarle seis a los rosarinos. Por lo que a los xeneizes les conviene que empaten o que gane Central para seguir estirando la ventaja y quedar a un paso del titulo.

El vasco esto lo sabe y es por esto que intenta que sus jugadores no se confíen y no crean que porque el rival que viene todavía no ganó de visitante y es un equipo que está ya prácticamente descendido, Boca debe ganar sí o sí, es una final para los xeneizes. En lo que va del año Boca jugó en la Bombonera con tres equipos de los recién ascendidos, Chicago, Aldosivi y Unión. Con ninguno de los tres pudo ganar y es más, con dos de ellos perdió. Por esto el dt no quiere que sus muchachos se confíen.

Arruabarrena dijo: “Hay que tener memoria y saber aislarse del afuera”.  Y agregó “está todo muy abierto”.

En referencia al hecho de que repite equipo por primera vez en todo su mandato al frente del equipo dijo: “Lo hago porque vi cosas que me gustaron. Antes no lo pude hacer por lesiones y suspensiones”.

El once de Boca para el domingo a las 18.30 en la Bombonera será: Orión, Peruzzi, Tobio, Diaz, Monzón, Betancur, Erbes, Colazo, Lodeiro, Tevez y  Calleri.  

Por el lado de los misioneros, si bien están casi descendidos, van a vivir un sueño, van a jugar con Boca y en la Bombonera. Uno de sus jugadores ya admitió ser hincha del xeneize, es Horacio Ramirez y dijo: “Soy hincha de Boca pero lo que más quiero es ganar. En estos momentos queda de lado el sentimiento”. Luego agregó: “El fútbol es 11 contra 11, nosotros sabemos que si perdemos descendemos así que intentaremos estar a la altura y dejar la vida. Un triunfo para nosotros sería una locura, una alegría inmensa”. 

El técnico Pascualito Rambert de Crucero tiene solo una duda, es en el sector izquierdo de su defensa, puede jugar Oliva o Bareiro.

Los once que pondrá Rambert para dar el golpe y arruinarle el momento a Boca serán: Ramirez, Oliva o Barreiro, Tomasini, Barraza, Lechner, Dematei, Dajaut, Vazquez, Chironi, Colzera y Stupiski.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close
Close