Deportes

Boca se impuso 1-0 ante Tigre y se coronó campeón

La Boca.- Llegaban las 18:00 hs. y había clima de definiciones, Boca, recibía a Tigre, un Tigre que intentaba (más allá de arruinarle la fiesta al local) colarse dentro de uno de los puestos clasificatorios a la liguilla pre-libertadores, y por otro lado, de ganar el local, se coronaría campeón del torneo sin depender de otros resultados. Cosa que al fin sucedió.

Comenzó el partido tal y cual se esperaba; un Tigre bien plantado esperaba aguantar los embates del local, el cual si bien durante los primeros 15 minutos trasladó la pelota de lado a lado en la cancha, no lograba inquietar  a un defensivo Tigre, que, en su contraparte, no lograba tener peso ofensivo que inquietara el arco defendido por Agustín Orión, intentando solamente, esperar incomodar con la pelota parada.

El transcurso del primer tiempo fue trabado, trabajado por el local, pero sin éxito, lo cual tornó un tanto tedioso el juego, juego que al Matador le sentaba cómodo, puesto que salvo un remate centrado de Carlos Tevez, no lograba generar peligro en su arco. Pero fue en el minuto 41, en el que se abriría el marcador; tiro de esquina ejecutado magníficamente por Nicolás Lodeiro desembocó en la puerta del área chica, en el cual, Luciano Monzón se elevó por sobre el resto para conectar de cabeza y poner el 1-0 a favor de los xeneizes, resultado con el cual se irían al descanso.

El segundo tiempo comenzó de igual manera que el primero, con la sola diferencia que el visitante debería salir de su letargo defensivo en búsqueda del empate, cosa que en un principio parecía que sucedería, porque el Matador ganó un poco de terreno, pero aun así, no lograba su cometido. Pasaban los minutos y Tigre no lograba inquietar, más aun, era el local quien, de la mano de algunas pinceladas de su jugador estandarte Carlos Tevez, lograba inquietar al visitante, ya que en una apilada, toco hacia el centro, dejando mano a mano a Nicolás Lodeiro, quien remató desviado ante la salida de Javier García.

Gustavo Alfaro intentó patear el tablero mandando a la cancha a Sebastián Rincón, Lucas Wilchez y Kevin Itabel, pero sin respuesta alguna, ya que el Matador no pateó una sola vez al arco en la segunda mitad.

El transcurso de la segunda mitad fue a total disposición del local, quien no se complicó y si bien puso el cerrojo, pudo aumentar gracias a los remates de Tevez y Calleri, que por escasos desvíos, no llegaron a destino de red.

Pitazo final, y Boca se coronó campeón del torneo, (resultado que sobró, ya que Rosario Central, su más cercano perseguidor, cayó en su visita a Banfield y aseguró el campeonato xeneize), Tigre, por otro lado, complicó su clasificación a la copa libertadores, y demostró que es un equipo con dos caras, imbatible de local y manso de visitante, donde aparenta ser un equipo de menor jerarquía.

Etiquetas

Santiago Nahuel Barberini

Hombre de ley, amante del fútbol argentino y su folclore, orgulloso hincha del Club Atlético Tigre

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close
Close