Opinión

El momento de formar un equipo

La Copa del Mundo empezó ayer. Fue con una derrota que preocupa, intranquiliza y, sobre todo, enciende las sirenas. Muchas son las cosas que se van a hablar a partir de ahora, sobre el funcionamiento del equipo, de cómo rinde sin Messi o si se tendría que haber convocado a Higuaín. Todos son debates atinados y dignos de plantearse, pero que el estruendoso ruido de las alarmas no tape el verdadero objetivo de la Selección: Rusia 2018.

Lo primero que hay que tener en cuenta de cara a al futuro va más allá de tácticas, posiciones o el cambio de algún nombre propio. El equipo argentino pasa un momento de transición, y todavía no se está pensando en esos términos. La edad promedio de los referentes es cada vez más alta. Al próximo Mundial; Di María, Higuaín y Banega llegarán con 31 años, Messi con 32, Tévez y Mascherano con 34. Entonces si queremos pensar en lo que viene hay que prepararnos desde ahora.

El sistema de convocar a ‘los que están en un mejor momento’, puede funcionar para pasar escollos a corto o mediano plazo, pero cuando la gran meta está más allá, no es la mejor forma de formar a un equipo. Si las selecciones tienen pocos entrenamientos, poco tiempo para ensayar y conocer al compañero, ¿qué mejor que empezar a prepararse desde ahora?

Sin dudas no solo se trata de borrar a todos los del anterior proceso y empezar a llamar únicamente jugadores jóvenes. Los referentes tienen que acompañar a las caras nuevas y allanarles el camino, pero de poco sirve esto si los Correa, Icardi o Dybala, juegan unos minutos o son convocados intermitentemente. Se necesita probarlos, darles rodaje, oportunidades y tiempo para que se entiendan.

Esta camada de jugadores ha dejado su marca en la historia. Una final del mundo no es poca cosa y tal vez hasta tengan la chance de sacarse la gran espina de ganar un título en la Copa América de 2016. Ahora bien, si el gran objetivo celeste y blanco está en tierras rusas, la preparación debe comenzar ahora. Ya no se trata formar de los mejores del mundo sino se piensa en quienes serán los mejores en 2018. El gran objetivo está cerca, ojalá el ruido de las alarmas no sea de peligro sino la señal de que está empezando un cambio.

Etiquetas

Santiago Tarrío

Periodista. Blusero por elección y apasionado por todo evento que tenga una pelota de por medio. Levanto la bandera del folklore futbolero.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close