Deportes

El último super del año fue para River

En un encuentro cambiante y con situaciones para ambos lados, River se quedó con el séptimo y último superclásico del año venciendo a Boca por 1 a 0 en el Mario Alberto Kempes de Córdoba, provincia en la que le lleva ganados sus últimos cuatro enfrentamientos.

Ninguno de los dos equipos se presentó a este amistoso, en medio de fechas FIFA, con todas sus figuras. Mientras que Rodolfo Arruabarrena dispuso para el partido mayoría de suplentes, Gallardo paró un once con un mix que incluyó algunos titulares. Esta falta de nombres se vio reflejada en el campo de juego, con un primer tiempo trabado y con pocas situaciones de gol. Ambos equipos se disputaron la pelota en la primera parte pero ninguno tuvo demasiada profundidad.

Pese a esto la igualdad se quebró rápido en el marcador, con una gran jugada colectiva del millonario a los 6 minutos que iba a terminar en el primer tanto: Lucho Gonzalez recibió atrás de mitad de cancha y tocó con Vega, que se proyectó bien y filtró el pase entre los mediocampistas boquenses para Mora, este se la dio rápido a Pisculichi, quien habilitó al ex Porto que había arrancado la jugada y la finalizó por abajo al primer palo. Golazo para ponerse arriba desde tempraño.

A partir de ese momento el partido se ensució un poco. Los xeneizes tenían la posesión pero no lograban armar juego, y River, por su parte, defendía bien aunque fallaba en los pases. A los 25’ el encuentro se comenzó a calentar, cuando luego de un tiro libre, Julio Chiarini salió mal con los puños, golpeó a Magallán e instantáneamente todo Boca pidió penal, que no iba a ser cobrado por Beligoy. Los siguientes minutos tuvieron a los de azul y oro con los ánimos caldeados, que comenzaron a discutir con sus rivales. Fue en ese momento que, luego de una fuerte patada sobre Mora, Fabián Monzón dejó a su equipo con uno menos en lo que quedaba de la primera mitad.

El complemento tuvo las situaciones que le faltaron a la parte inicial. En el conjunto del vasco, Andrés Chávez tuvo las mejores situaciones con dos mano a mano desperdiciados, el primero desviado y el segundo por una gran tapada del arquero riverplatense. Por su parte, los de la banda roja tuvieron la gran chance a los 33′, cuando luego de un tiro libre por la izquierda, Maidana cabeceó muy bien mandando la pelota dentro de la red, aunque finalmente el línea cobró offside anulando de mala manera el segundo gol millonario.

Sobre el final del partido los de Gallardo lograron asentarse bien, ya que los ingresos de Saviola, Martinez, y Driussi por Pisculichi, Bertolo y Gonzalez le iban quitar al equipo el juego más posicional para darle el dinamismo que necesitaba. A partir de ahí se vieron las mejores situaciones del conjunto rojiblanco, que finalizó el encuentro sin poder llegar a ampliar la ventaja pero sin pasar mayores sobresaltos.

Con este amistoso, River llega a su segundo triunfo sobre Boca en el año –el otro había sido en el encuentro de ida de la Copa Libertadores- y se enfoca en la Sudamericana y el Mundial de Clubes. El Xeneize por su parte intentará terminar el año de la mejor manera tratando de dar la vuelta en los dos certámenes locales en los que lucha, el campeonato y la Copa Argentina

Etiquetas

Santiago Tarrío

Periodista. Blusero por elección y apasionado por todo evento que tenga una pelota de por medio. Levanto la bandera del folklore futbolero.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close
Close