Opinión

La fiesta de luto

¿Que hay detrás de la vuelta de las hinchadas visitantes? ¿Vuelven para quedarse?

Buenos Aires.- Este domingo, hinchas y barras del Rojo podrán ver a su equipo de visitante luego de dos años. Será en la cancha de Lanús a las 21:30, un horario bizarro teniendo en cuenta antecedentes y sugerencias del pasado. En la época de los visitantes, los organismos de seguridad como Coprosede, Aprevide, etc. exigían que los partidos de riesgo por violencia se realicen en horario diurno, como aquel clásico de Avellaneda jugado un sábado a las 12 del mediodía.

En junio de 2013, en la previa del partido entre Estudiantes y Lanús, un policía bonaerense asesinó a un hincha granate, Daniel Gerez, en lo que fue otro caso de gatillo fácil. Al día siguiente, el ex Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, comunicó la prohibición de público visitante durante las dos fechas que le restaban al Torneo Final de ese año: Esto se acabó. En la provincia de Buenos Aires no va a haber más público visitante en ninguna divisional hasta que la AFA y la Aprevide nos garanticen que no haya más violencia en las canchas de fútbol”,  declaró aquel día el funcionario.

Mauricio Macri criticó la vuelta de los visitantes al considerar que la decisión obedecía a motivos electorales y subió la apuesta al sugerir que la seguridad no está garantizada¹. El Jefe de Gobierno de la ciudad que más subejecuta presupuesto en educación desde la vuelta de la democracia (solo el 27% del total destinado²) sueña con que le tiren un muerto a Daniel Scioli, esto se vuelve algo (muy poco) probable al tener en cuenta los actores implicados de este fin de semana: los mercenarios barras, el presidente de Lanús Alejandro Marón (de vínculos cercanos con el Massismo) y Hugo Moyano, presidente de Independiente, quien está enfrentado al Gobierno de turno al cual le realizó cinco huelgas generales. Su hijo, Facundo Moyano, es primer candidato como Diputado del Frente Renovador en la Provincia de Buenos Aires. Entonces, ¿está garantizada la seguridad?

Scioli había contestado a Macri: “El regreso de público visitante irá gradualmente. Nosotros lo planificamos con responsabilidad y no por contexto electoral, sino porque egresaron 18 mil policías que nos permiten reforzar la prevención y destinar algunos de ellos para espectáculos deportivos“. Esa misma semana, Juan Martín Yalet fue asesinado dentro de un patrullero de la Policía Bonaerense y Rafael Cobo baleado por un efectivo recién egresado de la policía local de La Plata mientras salía de un Centro Cultural de la ciudad³.

En julio de 2013, una emboscada seguida de tiroteo entre las facciones de la barrabrava Xeneize concluyó con las muertes de Ángel “Feco” Díaz y Marcelo Carnevale, uno de cada bando. Ocurrió en las cercanías del Nuevo Gasómetro, en la previa de un amistoso entre San Lorenzo y Boca. La gota que rebalsó… luego de ese hecho nunca más se vieron hinchadas visitantes en las tribunas del deporte más nacional y popular. Algunas fuentes periodísticas señalaron que la prohibición del ingreso a simpatizantes visitantes respondía a que 2013 era un año electoral y se daba un contexto de ferviente oportunismo por parte de actores de poder que provocan violencia social para desgastar al Gobierno de Cristina Fernández (sublevación de la policía, saqueos, violencia en las canchas). Otras fuentes apuntaban a que la medida estaba orientada a reducir el costo económico de los operativos policiales. Lo cierto es que la censura al público visitante perjudica a los equipos chicos que se ven imposibilitados de buenas recaudaciones cuando les toca recibir a los grandes, y a la inversa favorece a los cinco grande que pueden ocupar con sus hinchas las dos tribunas, principalmente a Boca Juniors.

Como decía el General Perón: la única verdad es la realidad, y la misma señala que no se bajaron ni los costos de los operativos policiales ni los hechos de violencia relacionadas al fútbol. La ONG Salvemos Al Fútbol contabilizó 33 muertes desde Julio de 2013 hasta la fecha. Todas sin público visitante y en su mayoría producto de enfrentamientos entre e intra barras. A pesar de todo esto, la semana pasada y en plena campaña electoral, la AFA anunció la vuelta de parcialidad visitante a los partidos de Arsenal – Olimpo, Sarmiento – Defensa y Justicia y la visita de Sportivo Italiano a Tristán Suárez, equipo que preside el hijo del Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Granados.

Tal cual lo describe el periodista especializado, Gustavo Grabia, los barras operan para distintos jefes: dirigentes de clubes, burócratas, sindicales y punteros políticos entre otros. Muchas barras trabajan para diferentes patrones (aunque estos estén enfrentados entre sí), por eso se dice que con las barras nunca se sabe… Basta con recordar la jodita del Panadero en el Boca – River de la Libertadores para entender hasta qué punto las barras operan por cuenta propia, inclusive perjudicando a quienes los financian. Según Grabia, el incidente se produjo a raíz de que Mauro Martín le sacó el negocio del estacionamiento a una parte de la barra para dársela a otra que venía reclamando favores pendientes.Todo pasa, decía Don Julio, el Boca – River de la Copa y la prohibición de los visitantes son dos de las vergüenzas más grandes de la historia del fútbol argentino, la tercera es la que en parte explica las dos anteriores: las barras bravas.  

Lo alarmante es el nivel de autonomía que vienen mostrando las barras, característica que comparte con las fuerzas de seguridad (las Fuerzas Armadas desde la creación del Estado Nacional hasta la década del ‘90 aprox. y la policía en la actualidad) y que opera bajo la lógica de si nosotros tenemos los fierros ¿por qué obedecer las órdenes de otros?”. Las pocas experiencias de limitar el poder de estos dos actores terminaron en fracaso: en 2004 Néstor Kirchner y León Arslanian, ex ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, intentaron que la dirección  de la policía esté subordinada al Estado. Como bien señala el CELS¹*, esas políticas quedaron truncas tras los casos Blumberg, Pomar y otros multi reconocidos por sus largas horas de aire en los medios masivos de comunicación. En 2007, con el arribo de Daniel Scioli a la gobernación de la Provincia, se implementaron las políticas de mano dura y la vuelta a la autonomía policial, que se profundizó con la llegada de Alejandro Granados como Ministro de Seguridad. En 1999, en una recordada nota periodística, Granados declaró “estamos en guerra contra la delincuencia, es a matar o morir. Lamento no haber tenido puntería” , luego de dispararle a un hombre que supuestamente lo quiso asaltar²*. Por su parte, el presidenciable por el FPV dijo en 2007 “el que las hace las paga”, frase que más tarde usaría Sergio Massa en su candidatura para diputado en aquel nefasto 2013 para el fútbol argentino. Entre los pocos intentos que hubo, el más conocido para limitar el poder barra fue el del ex presidente de Independiente, Javier Cantero, acompañado por Florencia Arietto (candidata a diputada en el Frente Renovador). Ese proceso culminó con el Rojo en el Nacional B, la renuncia de Arietto primero, la de Cantero después y la llegada a la presidencia de Independiente de Hugo Moyano, socio y empleador de barras.

Hace poco leí en una nota de Ezequiel Fernández Moores³*: “en la Argentina, el inicio de 2013, año de elecciones y nexos políticos que se intensifican, demostró que siempre se puede estar peor. Más muertos, partidos suspendidos, choques internos o contra barras rivales. Dentro y fuera de la cancha. Balas, cuchillos, autos quemados. Funcionarios que pasan. Dirigentes que resisten como pueden o barras de corbata que negocian todo. Operativos que fallan. Cámaras de seguridad que no filman. Organismos que cambian la Justicia, como sucedió hace unas semanas con dos barras de Estudiantes, impone penas de prisión perpetua. Nada alcanza. Un capo menos -preso, muerto o retirado- no es un alivio, sino una interna con aspirantes que matan para mostrar cuál es más fuerte.

Vivimos en un país en donde por lo general (y particularmente en la problemática barras) se corta por lo más fino. Si hay muerte en el fútbol, prohibimos la entrada al 99% de los hinchas y dejamos entrar a ese 1 % que causa el 99% de los hechos significativos de violencia: la barra y la policía. Un país donde el candidato a presidente con mayor intención de voto prohíbe la entrada de hinchas visitantes y dos años después lo permite. Medidas de campaña. Mientras tanto, el principal candidato opositor plantea la prohibición eterna a los visitantes mientras manda a reprimir a docentes y manteros con la barra de Boca como ocurrió en 2011.

En 2009, Salvemos al Fútbol presentó el proyecto de Ley “Pulmones de Convivencia”, que consiste en que simpatizantes de equipos rivales compartan una zona del Estadio. Según plantea el proyecto, se trata de “un lugar para la convivencia entre hinchas de ambas parcialidades: hinchas de ambos equipos lo ocuparían, mezclados y sin separación de vallados ni de alambrados. De esa manera se busca una experiencia de aceptación de la diversidad y autocontrol de la violencia por parte de los hinchas por un lado, y un mensaje de tolerancia y convivencia por el otro, para el resto de los asistentes al estadio y los televidentes”. La propuesta quedo en nada, las políticas de mano dura se trasladaron al fútbol sin obtener resultado alguno.

Para marzo de este año, en el clásico Gaúcho entre Gremio e Inter de Brasil, habilitaron una tribuna para que los hinchas de ambos equipos puedan ver el partido juntos. No se registraron hechos de violencia. Mientras tanto en la Argentina, la fecha del retorno de los visitantes a todas las canchas es todavía un misterio. La pregunta se impone, el próximo fin de semana: ¿cuál será la hinchada agraciada que podrá ver su equipo de visitante luego de dos largos años? Como dice Daniel Scioli, Dios dirá…

¹ http://www.clarin.com/politica/Scioli-contesto-Macri-visitantes-estadios_0_1421258258.html
² http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-162516-2011-02-17.html
³ http://argentina.indymedia.org/features/DH/#9113
¹* http://cels.org.ar/cronologia-de-la-mano-dura/
²* https://www.youtube.com/watch?t=25&v=Qel0Ss5mgyY
³* http://canchallena.lanacion.com.ar/1562659-violencia-la-fiesta-y-el-cementerio
Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close
Close