Salud

¿Qué le sucede a tu organismo si no consumes mucha agua?

El beber de 6 a 8 vasos de agua al día resulta fundamental para que el organismo esté en óptimas condiciones, y que no afecte la salud general.

El hecho de consumir agua resulta uno de los hábitos más necesarios y recomendados para tener una buena calidad de vida. Es por esta razón que cuando no es ingerida en las cantidades adecuadas, el cuerpo presenta fallas en sus sistemas principales y, a su vez, se generan una serie de reacciones negativas en la salud.

Algo que muy pocos saben es que entre un 75 y 80% de la masa corporal está constituida por este líquido vital que, entre otras cosas, es fundamental para la salud cerebral y circulatoria.

Gran cantidad de personas a nivel mundial ignoran la ingesta de agua en su rutina diaria, sin saber lo perjudicial que puede ser esto para la salud a mediano y largo plazo.

Si sientes la boca seca, esa sensación desagradable y pegajosa, es por el resultado de la disminución en la producción de saliva a causa de la deshidratación.

Un consumo constante de agua actúa como un lubricante para las membranas mucosas de la boca y la garganta, lo cual es esencial para mantenerla saludable y libre de infecciones.

Una ingesta adecuada de agua a diario no solo contribuye a lubricar la boca y la garganta, sino también los ojos y otras partes importantes del cuerpo.

[pullquote]No contar con suficiente agua en el organismo puede disminuir la capacidad de oxigenación y, a su vez, hace que los conductos lagrimales de los ojos se sequen.[/pullquote]

Si se sienten dolores en las articulaciones, es porque el cartílago y los discos espinales que protegen las articulaciones están formados en un 80% por agua, y no se está consumiendo lo necesario.

Si se mantienen las articulaciones bien lubricadas mediante la hidratación, éstas estarán listas para soportar cualquier impacto en los movimientos cotidianos.

Si no se proporciona suficiente líquido al cuerpo, el sistema digestivo puede sufrir fuertes alteraciones.

El agua es un elemento que apoya el movimiento intestinal y es necesaria para la evacuación normal de las heces. Sirve para humedecer los alimentos ingeridos y, de esta manera, facilitar la expulsión de los desechos que el cuerpo no necesita.

En fin, el agua juega un papel fundamental dentro del funcionamiento del organismo, por lo que se recomienda ingerir la cantidad de líquido necesario para no padecer enfermedades en el futuro. 

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close