Social

Ratificaron las penas para los músicos de Callejeros

Buenos Aires.– La Sala IV de la Cámara de Casación confirmó las penas para los músicos de Callejeros imputados por la tragedia de Cromañón, por lo que deberán volver a prisión en los próximos meses.

El incendio del boliche República de Cromañón el 30 de diciembre de 2004 quedó marcado como la tragedia no natural más grande de la historia argentina. La causa judicial se acerca a su fin, ya que quienes formaban la banda Callejeros, que se presentaba aquella noche, fueron nuevamente condenados a prisión, con las mismas penas que había impuesto la Sala III en 2012.

La Sala IV está compuesta por los jueces Juan Carlos Gemignani, Gustavo Hornos y Pedro David. Ellos no alteraron en nada lo decidido en el primer fallo que condenó a la banda, por lo que ni siquiera redujeron las penas, que son de 7 años para Patricio Santos Fontanet (cantante); 5 años para Christian Torrejón (bajista), Maximiliano Djefry (guitarrista), Elio Delgado (guitarrista), Juan Carbone (saxofonista) y el ex baterista, Eduardo Vázquez -se encuentra preso por el asesinato de su ex esposa Wanda Taddei-; el escenógrafo Daniel Cardell fue imputado con 3 años (ya había salido por cumplir dos tercios de la condena) y los funcionarios públicos y policías acusados de recibir coimas para no controlar el lugar y mantenerlo habilitado tuvieron penas de entre 3 y 4 años.

La causa Cromañón tuvo preso a quien fue el gerenciador del sitio, Omar Chabán, desde que inició el proceso judicial hasta el año pasado, cuando murió. Desde 2008, cuando fue el fallo de primera instancia, también estaba preso Diego Argañaraz, ex manager de la banda, quien salió hace algunos meses en libertad condicional por haber cumplido dos tercios de su pena; era quien estaba acusado con más años.

El dueño del local, Rafael Levy, nunca fue llevado a juicio pese a ser el que decidió construir canchas de fútbol 5 en la terraza que obstruían la ventilación, y también fue quien colocó candados en las salidas de emergencia para que al salir del boliche los jóvenes no ingresaran al hotel vecino que también era de su propiedad. Aníbal Ibarra, máximo responsable político por el control de los lugares que debían estar clausurados, fue destituido de su cargo pero nunca fue acusado en el proceso judicial.

Los músicos habían sido absueltos en primera instancia en el año 2008, en un juicio oral y publico que duró más de un año y en el que pasaron más de 300 testigos. Allí se había establecido que no se podía probar que hubieran sido co-organizadores, partícipes del pago de coimas, que fomentaran la pirotecnia, ni que hubieran participado de la superpoblación del lugar. En esa ocasión también se agregó que todos los músicos participaron para sacar gente que se encontraba desmayada adentro, y que ingresaron en reiteradas oportunidades.

Sin embargo, en 2012 la Sala III de Casación decidió que sí habían sido co-organizadores y participantes para el pago de coimas, a la vez que mantuvieron el argumento llevado adelante por la querella de que conocían las malas condiciones de seguridad e igualmente decidieron tocar allí. Por la parte de la defensa recriminaron que no había pruebas para tal imputación, pero no tuvieron resultado sus reclamos por lo que las penas se hicieron efectivas a fines de ese año.

Tras un recurso presentado por la defensa ante la Corte Suprema, que argumentaba que se estaba violando el doble conforme, derecho constitucional que indica que para cumplir la condena se deben tener dos fallos condenatorios, en agosto de 2014 fueron liberados hasta una nueva resolución de otro tribunal. Esta nueva resolución se conoció el pasado lunes y sostiene las mismas penas, en las que los músicos deben cumplir casi el doble que los funcionarios que debían clausurar Cromañón.

Si bien ya están dadas las condiciones, la defensa de los acusados presentarán un recurso ante la Corte Suprema, último paso judicial posible, para que revean el fallo que consideran injusto, parcial y falto de pruebas. Si el máximo tribunal de justicia de la nación acepta el caso, se podría mantener la libertad de los acusados, caso contrario deberán ir a prisión sin más alternativa.

Etiquetas

Patricio Serale

Facultad de Ciencias Sociales - Universidad de Buenos Aires. A las masas pensando no las vencerán jamás. Contacto: [email protected]

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close